Paté Maskarada

4,00

Este paté es una gran novedad en la gastronomía gourmet y una DELICIA.

Ideal para los amantes del pimentón de ezpeleta, logrando un aroma y sabor único. ¡Delicioso!

Elaborado con hígado, magro y tocino de cerdo euskal Txerri, leche, huevo, pimentón de ezpeleta, pimienta y conservados.

Envase (135 gramos).

32 disponibles

Categorías: ,

Descripción

El Cerdo Vasco
Un triunfo para la gastronomía y la sostenibilidad del medio rural
El Euskal Txerri estuvo al borde de la extinción al ser sustituido por razas más productivas y con menor índice de grasa tanto subcutánea como intramuscular.
En 1980 tan sólo quedaban cincuenta ejemplares de este cerdo rústico, adaptado a las condiciones climáticas de la zona y a la explotación al aire libre.
El esfuerzo de distintas personas por salvarlo hizo que hoy podamos contar en Maskarada con más de trescientas madres productivas de una raza conocida sobre todo por su calidad, por su sabor rústico y por la infiltración de grasa, similar a la que se da en el cerdo Ibérico y que es parte fundamental de la ternura y jugosidad características del Euskal txerri.
Los Euskal txerri se crían en explotaciones familiares de pequeño tamaño alejados de los cánones de la producción porcina intensiva.
Una Raza puesta en valor
Maskarada se aleja del discurso productivo y apuesta por la exclusividad y la calidad de la carne del cerdo de raza vasca, reconocida por catadores.
De este modo, Maskarada hace llegar al consumidor la ternura y jugosidad características de esta carne, así como su especial aroma y su suave sabor de antaño.
En 1921, la variedad vasca poseía su propio libro genealógico bajo el nombre de “cerdo pío negro del País Vasco”. A partir de los años 50, la ganadería y los mercados fomentan la cría de razas más rentables y provocan su práctica desaparición. En 1981, sólo quedaban 50 animales de esa variedad. Hoy, su reducido número de nacimientos (la mitad que en otras razas) y el lento crecimiento de sus crías, se limita a 130 madres.